28.9.10

La Sura de la Sombra

El que no posee
una sombra en su interior
una Sombra a la que uno pueda retirarse
de la multitud humana
una Sombra, una penumbra, un manantial secreto
que murmure pacíficamente
un Manantial cuyas aguas curen
la fiebre del alma

se encuentra desamparado en el desierto,
cegado por el sol,
condenado a creer
en todo espejismo
y la arena del desierto cambia
constantemente de forma,

la ciudad, desaparecida del mapa,
seguirá igual de alejada

El que no posee
una Sombra, una penumbra, un manantial secreto
un Manantial cuyas aguas curen
la fiebre del alma

Desgraciado aquel que no tiene una Sombra en su interior.
 
ARTO MELLERI

3 comentarios:

ana belen dijo...

gracias por publicar este poema. anduve huyendo de mi sombra, de tanto ignorarla casi se me muere, hasta que me di cuenta de que con ella moría también yo. ahora, descubriendo, aprendiendo de ella, reconciliándonos... las palabras de ARTO MELLERI son un conjuro mágico que despierta mi alma.

desde el final del Camino, flordegrelo.

Koizora dijo...

Es muy lindo lo que haces al ayudar de cierta mnera a las personas que lo necesitan ya que la vida esta hecha de un instante fugaz .
Muy buen Blog
Aprovechando te quisiera invitar a que opines acerca del mio asi ayudara a que lo mejore GRACIAS
http://www.koizora-cieloazul.blogspot.com/

fabio Escalante dijo...

excelente poema muy profundo aprovechando te quisiera invitar a que opines acerca del mio muchas gracias http://fabiofisioterapia.blogspot.com/